ABACOenRed

Loading...

domingo, 19 de junio de 2011

SER: una pedagogía concienciadora de poder compartido... reflexiones críticas

Pedagogía del SER… una pedagogía concienciadora de poder compartido…
Por Carla Yeneris Caballero M.
Participante en I Diplomado Internacional en facilitación y
 acompañamiento de procesos de aprendizaje.
Junio, 2011


Se dice que la pedagogía es el conjunto de saberes que se encarga de la educación como fenómeno específicamente humano y típicamente social[1] y que además es la ciencia que se ocupa de la educación y la enseñanza[2] - aprendizaje de las personas, de manera que, en la misma definición de su esencia, la pedagogía se centra en la búsqueda de procesos efectivos y eficientes que resulten en aprendizajes significativos para los seres humanos.

A través de la historia han existido diferentes doctrinas y prácticas pedagógicas, algunas ideas rectoras se centran en los problemas de enseñanza que componen la esencia de cualquier sistema educativo y otras en metodologías y técnicas que procuran mejorar los procesos de aprendizajes de acuerdo a las necesidades de las y los estudiantes.

En la historia contemporánea, se destacan muchos pensadores con concepciones innovadoras sobre los procesos educativos, entre ellos John Dewey que creía que la educación debe partir de la experiencia práctica y que no deben existir fronteras entre la escuela y la vida. Otros, como Alexander Neil y Jean Piaget coinciden en que lo que educa no es el aula, sino el ambiente que envuelve a los y los estudiantes y que lo fundamental en la educación es la libertad; logrando de esta manera desarrollar formas efectivas para lograr la comunicación con las personas y trabajar más con acciones que con palabras[3].

En el ámbito latinoamericano también se pueden destacar las ideas del brasileño Paulo Freire quien decía que enseñar exigía respeto y autonomía del educando ya que estudiar no es un acto de consumir ideas, sino de crearlas y recrearlas.

Herman Van de Velde, pedagogo belga radicado en Nicaragua, ha sido el precursor de una propuesta pedagógica centrada en el SER, que ha llamado "SER: una pedagogía concienciadora de poder compartido,caminos hacia un bienSer", que está basada en una concepción humanista del SER humano, cuya búsqueda es que cada persona pueda participar constructiva y creativamente en la transformación de su entorno y de si misma en búsqueda del BienSer para un BienEstar[4].

Desde mi punto de vista, esta es una propuesta de educación humanizadora porque se centra el desarrollo de la persona humana a partir de su dignidad, sale de lo tradicional de ver a la persona como una estadística, un número, un nombre. Por el contrario, busca el desarrollo del SER en su totalidad e integralidad, donde el cuerpo, la mente y las emociones conforman un sello único y particular que caracteriza a cada persona... Representa una profunda búsqueda de aprendizaje hacia el conocimiento del SER en si mismo, centrándose en el desarrollo integral e integrador de la persona como SER humano único en todas sus dimensiones: su pensar, su sentir, su actuar… en la búsqueda de la satisfacción absoluta de su vivir en inter-acción con su entorno social y material.

Lo que busca es construir una identidad propia, proyectándose en relación a su contexto a partir de experiencias significativas de aprendizaje, en relación no sólo con la educación y los conocimientos adquiridos en espacios formales de aprendizaje (como en la escuela) sino también en todos los ámbitos de la vida y espacios de socialización que se construyen en el mundo de la vida.

El sólo nombre de la propuesta pedagógica posee una fuerte carga de significados positivos y define exactamente su núcleo: EL SER... es por tanto una pedagogía diferente, basada en relaciones humanas de mutuo respeto. Tanto me motiva su propio nombre que quisiera reflexionar en cada uno de sus elementos... veamos. 


¿Por qué se dice que es “una propuesta pedagógica”?…
Es pedagógica porque propone caminos que se pueden seguir para lograr procesos de aprendizaje significativos, reconociendo la formación individual de la persona, pero a su vez incluyendo la posibilidad del Ser construido socialmente en el mundo de la vida.

Como Herman Van de Velde nos compartió en el I diplomado internacional en facilitacion y acompañamiento de procesos de aprendizaje “como humanas/os, en esencia somos políticas/os-pedagogas/os... la esencia de nuestra existencia implica, necesariamente, una pedagogía”. Por lo que esta propuesta pedagógica apuesta por procesos de aprendizaje nacidos de las necesidades individuales de cada SER considerando su historia y evolución personal, pero no aislado, sino en su interrelación social y comunitaria; es decir tiene un carácter antropológico (biológico y cultural) y social.
¿“del SER”?…
Desde el significado de la palabra, como verbo, como infinitivo, como acción, como sustantivo que identifica a la persona que es parte de una familia-grupo-sociedad-comunidad-nación, con un nombre y una historia personal y permanentemente en construcción colectiva[5].

El SER, que es hombre o mujer, niño(a), adolescente, adulto(a) con cuerpo-espíritu, historia, contexto y desarrollo único y que sólo a ella le pertenece… lo que hace de cada SER alguien especial, único e irrepetible.

¿“Concienciadora”?…
Porque involucra a la conciencia, entendida ésta como el conocimiento que un ser tiene de sí mismo y de su entorno. La concienciación, o construcción de la conciencia personal y colectiva, parte de oportunidades de interactuación social permiten la acumulación de experiencias (experienciación) de vida.

La pedagogía del SER es una pedagogía concienciadora, ya que promueve procesos conscientes para construir la conciencia, la cual es construida paulatinamente por el propio ser (personal dentro de lo colectivo), siendo, viviendo su ser, como un proceso complejo, permanente, inconcluso siempre, retando el futuro, a partir de valores o principios como el respeto, la solidaridad, la sinceridad, la confianza, la empatía, entre otros.

Desde esta visión pedagógica los procesos de participación social buscan "experienciar" y "concienciar"; la primera centrada en vivir las experiencias y disfrutarlas y la segunda, siendo conscientes del poder de transformación del entorno y de si mismo(a).. todo en la búsqueda justificable, genuina y hasta necesaria del BienSER y BienESTAR. El BienSER entendido como el alcance de la plenitud y la felicidad interior, el sentirse pleno(a), satisfecho(a), realizado(a) que contribuye a un BienESTAR por las condiciones del entorno…

¿“de Poder compartido”?…
El SER humano es mucho más que un ser lleno de necesidades, es esencialmente comunicativo por lo que está llamado a compartirse y dejarse compartir por los demás. Todo ser personal tiende esencialmente a la entrega y a la participación, de forma que el SER personal está ordenado por esencia al tú y a la sociedad. La meta es el recíproco: dar y participar en los valores personales y por eso en las diversas estructuras sociales se determina su propia esencia.

Como Herman nos plantea,  el SER no es así no más, sino es gracias a ..., se construye sobre algo ..., sobre experiencias, vivencias y concepciones de PODER, de DEBER (para crecer, para desafiar) y de QUERER (para ser más y mejor), las que interactúan de una manera única, dándole forma de esta manera a nuestro SER único e irrepetible.

Ahora bien, existen diferentes formas de ejercer PODER… el poder de la pedagogía del SER es el poder positivo, o sea el PODER SER, que es la máxima expresión de sentirse realizada como persona, junto con las demás personas, a través de un PODER conocer, PODER saber y PODER hacer y PODER crear. Un poder crear que nos lleva a crear, construir nuestro propio SER.

El poder SER es un poder desde adentro!!. Un poder SER que abone a la participación consciente, a la construcción, transformación y creación de un mundo nuevo y personal.

De manera que dar forma a ese SER único, se debe construir en la relación dialéctica que existe ente el PODER (entendido como el ‘poder para’, el ‘poder con o entre’ y el ‘poder desde dentro’ o ‘poder del interior’, en otras palabras - Poder positivo o Poder Compartido, el DEBER (para crecer, para desafiar, para retar-se) y el QUERER (para ser más y mejor) y, se expresa en la vida cotidiana en nuestros PENSARES, SENTIRES y ACTUARES dentro de un contexto histórico particular[6].

De manera que… 
La pedagogía del Ser es una propuesta metodológica que abarca los elementos del poder, el querer y el deber en el desarrollo de la conciencia y la experienciación del BienSER para el BienESTAR...  Es pues, pedagogía alternativa humanizante y humanizadora que busca que el SER, o sea la persona, participe constructiva y creativamente en la transformación de su entorno y de si mismo en búsqueda de un bienEstar personal y social como condición indispensable para poder referir a un bienSER.


[1] http://es.wikipedia.org/wiki/Pedagogía.
[2] Diccionario ENCARTA, 2009.
[3] http://www.iea.gob.mx/webiea/institucional/inv_educ/presentacion_historiapedagogia.pdf
[4] Van de Velde, Herman. Ser: una pedagogía concienciadora de poder compartido – caminos hacia un bien Ser, 2003, p. 3.
[5] Van de Velde, Herman. Ser: una pedagogía concienciadora de poder compartido – caminos hacia un bien Ser, 2003, p. 3.
[6] Van de Velde, Herman. Ser: una pedagogía concienciadora de poder compartido – caminos hacia un bien Ser, 2003, p. 3.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios...